Blog

Ascensorista de Guardia


Avería veraniega averiguada.

K1 y K2 ratéan,
como locos entran y salen esos contactores,
parpadea como posesa la luz de hueco,
la placa electrónica es un quiero y no puedo
y este ascensor,
todavía en fase de montaje
dice que así no avanza.

No sé si es hipo o estertor,
o la cachonda forma
en que la maniobra
se echa, a mi costa,
una carcajada macabra.
Así que,
para evitar mayores males
quito corriente
para indagar la causa de este desasosiego.

A falta de un esquema en condiciones
no tengo más remedio que
tirar de hilos en la canaleta…

Uno de ellos, agazapado,
me lleva al protector de fases
que está haciendo algo raro.

¡Sí!, falla en una de sus entradas,
la fase T está encogida en su borna
sin hacer contacto.
¡Ay cabrona!
vaya horita más tonta
hasta que te he encontrado.

Avería averiguada, ahora ya podemos
dedicar la santa mañana
a ir cerrando con cristales el hueco
y ver si este montaje avanza.

Soy ascensorista, ascensorista de guardia
pasando el mes de agosto
con ganas de quitarme las botas
y ponerme chanclas.
Si te gusta compártelo:

Guardia de la Noche… Noche de Guardia

No sé si es que esta noche he dormido poco, o que en esta semana los días de guardia pasan algo más lentos, pero hoy no deja de venirme  a la cabeza, con toda su solemne fuerza, el juramento de los guardianes del muro de la serie de Juego de…

Un último viaje

Con los años y la mala vida, el motor era ya un trasto tranqueante, un cachivache achacoso, un menoscabo de máquina, un estropicio estentóreo…