Blog

Ascensorista de Guardia


Todo movimiento es bello

Todo movimiento es bello… si lo defiendes.

Ignoro el origen y la autoría de esta frase, que en algún momento, no sé ni quién ni cuándo, me citaron para definir la danza contemporánea.

Me la apropio para proclamar

que el movimiento del motor es bello

y lo es también el giro de la polea.

Es bella la sinuosa danza de la broca

y cuando el destornillador rota

y la maceta se iza

y el montaje termina.

Es bello, entonces, el avance de la cabina por el hueco

en perfecta sincronía con el contrapeso.

Hay belleza en un equipo humano que envuelve y se revuelve

despega, explora, contacta, choca, se apoya, tropieza, se alza

barrunta, expresa, sopesa, se queja, soluciona y avanza…

Pero este movimiento, hay que defenderlo,

verás, es clave resistir a la rutina, al tedio y a la amargura,

urge tomar medidas contra la parálisis y el agarrotamiento

lubricar engranajes, ungir las heridas, encauzar energías,

aprovechar la potencia, aunar fuerzas preservar la belleza,

descubrir el caótico orden de esta extraña amalgama de engranajes y relaciones.

Mi oficio no es la danza, bailo mal, lo confieso, pero mantengo durante mi guardia los ascensores y las personas en movimiento. Proclamo que esto es bello, y voy a defenderlo, aquí o en la calle, si hace falta.

Soy ascensorista, ascensorista de guardia a su servicio.

Si te gusta compártelo:

Lunes de desolación

Comienza la semana y solo deseo
parar un poco y que los ascensores anden y estar en calma…

Tu espacio… mi espacio

Te dejo a ti tu espacio,
deseo que tengas tú tu espacio, donde quepa tu prisa, tu sonrisa, tu agobio, tu enfado, tu historia…